lunes, 14 de abril de 2014

Tutorial: Miffy y el Bolso de Cartón



Hemos aprovechado parte del fin de semana para adornar un poco la casa con huevos pintados y conejos; los pequeños continuaron con fiebre, y las muchas horas en casa fueron dedicadas a que estuvieran lo más divertidos posible, y no notaran que no pisaban la calle por unos días... ya el año pasado comenzamos pintando algunas cáscaras y colgándolas en una rama, para contar con un "árbol de pascua", o lo más parecido a eso... nosotros hemos adoptado todas estas tradiciones del norte de Europa gustosamente; realmente es una manera más infantil y alegre de vivir la Pascua.

Una tradición más a sumar este año será la búsqueda de los huevos de chocolate que la noche anterior dejó el conejo de Pascua. No nada más hay que ver lo bien que se lo pasan las chicas cakies cada año, para querer disfrutarla también. Siempre van cargadas de algún cesto o bolso de tela para ir recolectando huevos; nosotros hemos preparado este de cartón. La receta es de Mer Mag. A ella le quedó precioso, nosotros hicimos una Miffy-versión, y este fue el resultado paso a paso.

Comenzamos con un plato de cartón.


Y le añadimos el resto del material.


Para nuestra versión Miffy utilizamos este modelo.


Tutorial:

1. Cortar el plato por la mitar.


2. Dibujar la silueta de las orejas y recortarlas en la cartulina.


3. En una de las mitades del plato de cartón dibujamos la cara de conejo. Cierto es que hemos elegido la opción más fácil y rápida, que es pintar ojos y nariz con rotulador permanente. Si os apetece sacar las pinturas, el resultado será más llamativo y colorido.


4. Pegamos las orejas con el pegamento a la cara.


5. En la otra mitad del plato, hacemos dos agujeritos con ayuda de la perforadora.


6. Anudamos los dos cabos del cordón, cada uno en un agujero.


7. Pegamos ambas mitades por la zona redondeada, dejando libre la apertura del "bolso".


Feliz semana.

miércoles, 9 de abril de 2014

¡Sólo se Venden Cactus!



Desde luego tener una tienda donde sólo se puedan comprar cactus no deja de ser algo extraño, pero Gonzalo lo tenia bien claro desde el principio ¡le chiflan los cactus! "este cactus es de los que pincha.. éste no...". Como ya os conté aquí, el tema de quitarle el pañal está siendo, llamémoslo, complicado; sólo el chantaje funcionó: cuando uses el water (y siento comenzar de nuevo a escribir cochinadas) te compraremos un cactus. Dicho y hecho, al día siguiente Gonzalo fue lo más mayor posible, y aun con la emoción en el cuerpo, al día siguiente visitamos el vivero ¿un cactus? ¡15! ese momento se merecía todos los del mundo. Lo mejor ha sido que el señor tendero, una vez abrió su tienda, volvió a los pañales. Eso es engañar al personal. No podemos devolverlos. Chico listo.


La verdad es que me encanta hacer al menos una visita al año a algún vivero, para volver a repoblar las macetas con flores, porque, dicho sea de paso, buena mano con las plantas, no tengo. Me encanta recorrer los pasillos y cargar el carrito. A todos nos encanta.


Aproveché para disparar con el móvil algunas fotos.



Las hortensias, mis favoritas.


Y aquí faltan los cerdos...


Por fin cactus ¡todos al carrito!


Transplantar fue cochino y divertido, todo lleno de barro... ¿se puede pedir más?


Gonzalo intentó ser precavido y no mancharse, colocándose los guantes. Pena que no tuve las manos libre para fotografiar como terminó...



Lo del precio a marcar también fue un debate ¡quería venderlos a quinse! I love "este tendero".


¡Bienvenida a casa primavera!


Y feliz jueves.

Receta: Canastilla de Plátano

El pasado San Rodrigo (¡el primer San Rodrigo que celebramos en casa!) decidimos dejar la tipiquísima y adorada tarta de choco a un lado y probar con esta canastilla de plátanos.

¡Os pasamos la receta!


Masa quebrada

* Ingredientes:

- 200 gr. de harina.
- 100 gr. de margarina.
- Un huevo.
- Una pizca de sal.

* Cómo:

1. Sobre la mesa de trabajo verter la harina con forma de volcán, esto siempre es excitante para los pequeños :)

2. Añadir al crater del volcán una pizca de sal, la margarina y el huevo.

3. ¡Y a amasar! Hay que conseguir una masa homogénea. Hacer una bola, meterla en un bowl y taparla con un paño para dejarla reposar durante 30 minutos.

4. Pasado el ratito de espera (mientras podemos ir avanzando en el relleno), se extiende con un rodillo, y se coloca en un molde, previamente embadurnado con margarina, para que no se pegue. Hay que tener el horno precalentado en el punto 6, así que este es buen momento para ir encendiéndolo.

5. Hay que pinchar toda la superficie con un tenedor, cubrirla con papel aluminio y encima colocar garbanzos (sí, sí, garbanzos).

6. Introducir en el horno, previamente precalentado, y hornear a temperatura media-alta durante 20 minutos. Después retirar los garbancitos y el papael aluminio. 

Esta masa quebrada sale muy bien y sirve de base para recetas dulces y saladas.

Relleno

* Ingredientes:

- 4 plátanos.
- 3 huevos.
- 250 ml. de nata líquida.
- 100 gr. de azúcar.
- 1 cucharada de almíbar.

* Cómo:

1. Verter en la batidora 2 plátanos, los huevos, la nata líquida y el azúcar, y batir hasta que la masa esté homogénea.

2. Verter ahora esta masa en el molde de masa quebrada, y hornear 15 minutos más.

3. Una vez que el relleno esté cuajado, se retira del molde y se desmolda.

4. Para decorar, cortar los otros 2 plátanos en rodajas finas, colocarlo sobre la superficie y barnizarlos con el almíbar (también serviría mermelada diluida).

¡listo!



¡Feliz miércoles! Hoy nublado por aquí para que apetezca encender el horno.

lunes, 7 de abril de 2014

DIY: Pistacho-Bunnie



Me encanta la primavera, las flores ¡adoro las flores!, que se asome el calorcito, poder volver a calzarme mis bailarinas a gusto y combinarlas con vestidos. Salir a pasear y que el sol caiga tarde. Este sería un punto y final hasta hace poco más de par de años, cuando esta estación olía a terraza y tinto, y a semi-vacaciones. Ahora resulta que casi tengo que marcar con rojo estos meses como temporada de alerta máxima, los mocos y las toses vuelven a aflorar, y las fiebres les siguen. Hoy pasé el día con el mocosete y febril Gonzalo en casa. En un rato pillamos un puñado de pistachos y los convertimos en conejos de Pascua.


Material para convertir pistachos en conejitos:

- Pistacho.
- Papel. Un folio blanco.
- Tijeras, para recortar las orejas.
- Esmalte de uñas, para la nariz.
- Algodón, para hacer una bola que será la colita.
- Pegamento, para pegarla.
- Rotulador permanente; ojos, cejas, bigotes y boca.


Dejo pendiente probarlo con castañas :)